jueves, 9 de junio de 2011

Lo que llamamos amor

Solo fui un acompañante para saciar su soledad. La sombra quizás, con mas suerte su mascota.

1 comentario:

Paul Estevez dijo...

Wow, eso se escucha fuerte. Un abrazo!